Salir de la zona de confort

 

En el AVE, camino de Madrid. Pensando con una pizca de añoranza en lo que dejo atrás (familia, amigos, estilo de vida…), y… también, por qué negarlo, acongoje e ilusión. Como todo lo que suponga salir de tu zona de confort. (Nuevo trabajo, nuevo piso, otra familia, otros amigos, un máster y muchas oportunidades!). Pero sobre todo, en la suerte que tengo al haber podido cuadrar un fantástico trabajo! Un trabajo hecho a medida. Es el fruto de años de esfuerzo, cambiando de sector a medida que iban llegando ofertas ilusionantes y nuevos retos para seguir creciendo personal y profesionalmente. Y para ir aprendiendo a saber qué me gusta hacer, y en qué soy buena. Es como un puzzle, con fichas dulces y amargas, que sin tener un plan, parece que va saliendo bien.

 

 

Me encuentro con una amiga en el tren, y nos vamos a tomar una cola al vagón cafetería. Nos ponemos al día disfrutando del paisaje de España en primavera. Después de varios días de lluvia, con la jara de la Sierra de Andújar en flor, y las tablas de Daimiel a rebosar de agua. Con las aves que ya volaron al norte de Europa para su verano, y las que hacen escala desde África antes de seguir al norte, entre ellas, la Garza Imperial, que debe de estar a punto de llegar. Bueno, perdón, me centro. Mi amiga me cuenta que hay todo un grupo de chicas solteras con las que queda  a menudo! Perfecto! Ya tengo plan para el primer fin de semana en Madrid!! Empezamos bien! Siempre se ha dicho que Madrid es mejor para trabajar, conocer gente, o a nivel cultural etc… Sí, es cierto, pero es un tema de estadística: Hay más habitantes, con lo cual, hay más de lo bueno, y de lo no tan bueno. ¡Afortunadamente!

 

Antes de llegar a los montes de Toledo, terminamos la cola y recuperamos la cobertura perdida durante los túneles de las sierras. Los teléfonos empiezan a pitar, y nos separamos con un abrazo acelerado, concretamos la quedada del fin de semana, y nos dedicamos a nuestros teléfonos móviles. Recupero mi asiento, retomo mi revista, continúo con un artículo sobre la serie Friends, y pienso en mi futuro compañero de piso, Spike, a quien no conozco! Es el mejor amigo de mis primos, pero…. No nos conocemos. Parece un chico educado, simpático y comprometido con su trabajo. Sobre el papel, todo pinta bien!! Ya os contaré qué tal cuando nos conozcamos…No sé si visualizar “Friends”, o “Esta casa es una ruina”. Ya veo Méndez Álvaro! Y yo en mi nube, y con un montón de maletas que organizar!

 

Spike está ganando puntos. Me ha llamado y me viene a recoger! Nos vamos de cañas con sus amigos y a conocer nuestro nuevo barrio…¿Empezaré resacosa mi primer día de trabajo?

 


Visualizando una convivencia happy happy.


Visualizando una convivencia, no tan happy happy.

 

@LasCosasDeLuByLu