El cine de verano

 

Pues sí, hubo copas en casa. Me encantó conocer y charlar con más amigos de Spike, que resultaron ser bastante cinéfilos. Me contaron cómo se las ingeniaban para montar sus propios cines de verano en casa. Alguno se lo montaba en la azotea comunitaria de su edificio. Otros en sus pequeños balcones, sentados a la fresca con dos sillitas, y quitando cuadros de la pared blanca dentro de casa. Los más afortunados, en sus jardines. Uno de ellos, me contaba que ha convencido a una serie de vecinos, y en el patio de la comunidad hay sesión de cine todos los miércoles. Someten a votación la película de la semana, y a disfrutar. Me imagino a todos en el patio, con sus butacas de director, sus piscolabis y a más de una vecina, con los rulos desde su balcón.

En el sur solía ir a un cine de verano precioso. Era un antiguo cuartel, en pleno centro de la ciudad, rodeado de palmeras. Con un amplio patio de butacas, una enorme pantalla y al fondo, el ambigú con fantas, cervezas, cacahuetes y patatas. Punto. Hoy es un edificio de la diputación y me dicen mis amigos que aún no es seguro que este año lo vayan a abrir! Gran drama. Por ello, he decidido que cuando vuelva a casa en agosto, voy a montarme un cine de verano particular.
Qué necesito para mi cine de verano en el sur?
La localización: la tengo.
El proyector: necesito hacerme con uno.
La pared blanca: la tengo… más o menos.
Las películas: ya estoy recopilando y empiezo por los clásicos.
Anti mosquitos: Elemental.
Bebida: Micheladas!
Decoración: Prometo mandaros foto del resultado final! Pero eso, queridos amigos, será en agosto.

Este mes me he propuesto caminar a buen ritmo 1 hora, además de darle a la elíptica que tengo en casa, que hasta no hace mucho, servía de perchero… Ya sé que llego tarde para la operación bikini. Pero es que eso de llegar a Madrid, con trabajo nuevo, máster nuevo y la fiesta de Madrid en pleno auge… es mucho a gestionar de sopetón! Lo que estoy haciendo es mirar el plano de la ciudad, y ver más o menos las zonas por las que pasear. Voy buscando zonas con casas, jardines, azoteas y mucho verde.

No hago más que meter la nariz entre los setos de los jardines ajenos, llevarme más de un susto con algún perro territorial (no le culpo, pues realmente, meto la nariz!!) y mirar para arriba e imaginar las azoteas entre tropezón y tropezón.

Después de los paseos, siempre paso un rato en Pinterest buscando tips para poner acogedor y práctico ese cine de verano home made. Comparto con vosotros algunas fotos encontradas en Pinterest, y alguna hecha por mí.

En breve tengo visita “interesante” en la capital, y me ha pedido que elija restaurante. Pero si soy la Chica Nueva en la Ciudad!! Menos mal que existen las Redes Sociales!! Gracias a los que habéis acudido a mi llamada de S.O.S. en Instagram y Facebook y me habéis dado unas tips estupendas! En mi próximo post, os contaré todos los chascarrillos de la visita.
Beossss