¡Hola, soy Rocío!
Crecí bajo el rotundo sol de Extremadura y sus mágicos atardeceres. Ahora, tras años ejerciendo mi vocación de Interiorista inmersa en el abrumador ajetreo de Madrid, mi corazón me devuelve a los increíbles espacios abiertos de mi niñez.

Me pierdo en el simple encanto de este lugar, donde paso largas temporadas, cultivo con cuidadoso mimo un huerto de verduras de sabor intenso y disfruto de instantes únicos en buena compañía; mis fieles perras a las que adoro con locura me custodian a cada paso; Frido, nuestro burrito que derretiría de puro amor hasta el mayor de los icebergs; y el gran reto que supone para mí llegar a ser una buena amazona subida a lomos de increíbles caballos, que me hacen volar, no sólo en un suspendido galope suave y sereno, sino en mis más profundas y enrevesadas emociones de quién es capaz de soñar y vivir el momento al mismo tiempo.

Este contexto llega como un torbellino de aire fresco zarandeándome con fuerza y sacando el ramalazo creativo que llevo dentro. Preparo genuinos y agrestes montajes de flor que me inspiran los infinitos y bucólicos paisajes de encinas, y decoro auténticas casas de campo con historias que rebosan vida propia. Me siento tan cómoda diseñando algún mueble especial con Alejandro, el herrero del pueblo, como visitando los anticuarios más exclusivos de las idílicas colinas Cotswolds, donde desde hace años paso los veranos.

Espero cargada de ilusión poder trasladaros poco a poco el sabor y encanto del Countryside Lifestyle y que recorráis conmigo este feliz y gratificante camino.