Hotel María Cristina (San Sebastián)

 

El Hotel María Cristina de San Sebastián es, sin riesgo a exagerar, una de las joyas de la ciudad. No solo por la excelencia de sus instalaciones, sino también por la historia que encierran sus paredes. El 9 de julio de 1912, tras dos años de construcción, fue inaugurado por la Reina Regente María Cristina, a la que debe su nombre. Desde el primer momento, se convirtió en un emblema de orgullo para la ciudad y fue el lugar de encuentro de personalidades de la realeza, la política, el arte y la cultura internacional.

En el año 2012, el hotel se sometió a una gran reforma. Se modernizaron las infraestructuras e instalaciones, actualizando las habitaciones e introduciendo mejoras en las zonas públicas, adecuando al hotel a las necesidades actuales y futuras.

La decoradora internacional HBA, que ya había trabajado en la remodelación de otros hoteles de la cadena Starwood Hotels & Resorts, diseño una renovada decoración de pasillos, habitaciones y zonas comunes acorde al estilo “Belle epoque”, pero con un toque más femenino y cálido.

http://www.starwoodhotels.com/luxury/

http://www.hotel-mariacristina.com

El Hotel María Cristina cuenta con 108 habitaciones y 28 suites. La última incorporación es la dedicada a la actriz Bette Davis, que se alojó en él en múltiples ocasiones. La última, meses antes de su fallecimiento (1989), después de haber asistido al festival internacional de cine de San Sebastián para recoger el Premio Donostia.

Entre todas sus dependencias, el hotel cuenta con habitaciones especialmente preparadas para personas discapacitadas, incluyendo amplificador de teléfono, TDD, servicio despertador con vibrador de almohada, señalización visual de llamada de teléfono y puerta, así como cuartos de baño adaptados.

Las 136 habitaciones totales se distribuyen en 108 con vistas al jardín o al Río Erumea, entre las que se incluyen 9 family rooms. Entre las 28 suites de las que dispone el hotel, destacan la “Royal suite”, la “Royal suite terrace” y la mencionada “Suite Bette Davis”. Las tres con vistas al río.

 

El regreso de la chef HELENE DARROZE 

Tras el gran éxito en el verano de 2016, la célebre chef Hélène Darroze, galardonada con dos estrellas Michelin en su restaurante de Londres y una en el de París, regresa al Hotel María Cristina, un hotel Luxury Collection en San Sebastián con su restaurante efímero, durante tres meses.

La interpretación tan personal de Hélène de su cocina vasca favorita, será de nuevo un escaparate revelador de la generosidad de los ingredientes de temporada de la zona.

A partir del día 1 de julio de 2017 y durante todo el verano, hasta el 15 de octubre, el restaurante temporal de 50 plazas estará abierto a la hora del almuerzo y cena de jueves, viernes, sábado y domingo, y solo para la comida los lunes, miércoles y jueves, cerrando los martes.

“San Sebastián es una de mis ciudades favoritas, con un vibrante escenario gastronómico, y con acceso a productos tanto de la tierra como del mar”, explicó Hélène. “Mi familia y yo siempre hemos pasado varios meses al año en San Sebastián y Biarritz, y los menús de mis restaurantes están inspirados en el recuerdo de aquellas comidas”.

Hélène y su equipo prepararán un menú diario compuesto por productos e ingredientes locales. Su precio será de 98 € por cuatro platos (incluidos aperitivos y un postre), o 135 € por 6 platos (con aperitivos y postres). Adicionalmente, habrá un menú gastronómico llamado ‘Inspiración’, al precio de 180 €, compuesto por siete platos con ingredientes muy especiales. Y sólo a la hora del almuerzo, habrá un menú de tres platos al precio de 59 € por persona.

Los platos típicos de los menús de verano incluirán:

-Carabineros asados con especias de tandoori, zanahoria con muselina de cítricos confitados, reducción de pimienta de Timut con cilantro fresco.
-Arroz Aquarello negro y crema, chipirones salteados (calamares) con chorizo, jugo amargo con perejil, emulsión de Parmesano Reggiano.
-Pollo asado de Las Landas, relleno con setas (bajo la piel), fondant de berenjena, jugo del asado con estragón.
-Chuleta de carne gallega a la brasa, con grasa de trufa negra de Austria, manzana Pont-Neuf, salsa bordelesa.
-Bizcocho borracho al Armañac, bañado en una selección de Armañac Darroze Bas.