Surf Style

 

Surf es más que un deporte, es un estilo de vida, una filosofía de orígenes centenarios.

La primera mención que conservamos al surf es del siglo XVI, de Fray José de Acosta, antropólogo y jesuita español. En algunas playas del litoral peruano, como Huanchaco. Los pescadores faenaban y surcaban las olas.

El arte de deslizarse sobre la superficie del agua, llamado he’enalu en la lengua hawaiana, fue observado por la tripulación del Capitán Cook en Hawaii, en 1767. El jefe (kahuna), quien la mayor habilidad en he’enalu, tenía la mejor tabla hecha de la madera del mejor árbol.

A principios del siglo XX, un grupo descendientes de antiguos reyes hawaianos retomaron su costumbre ancestral de remontar olas con planchas de madera en la playa de Waikiki. En este grupo, destacaba Duke Kahanamoku, conocido por ser el “padre del surf moderno”.

(Credits via Wikipedia)

 

No te preocupes, hay millones de olas ahí afuera. Tómate tu tiempo y tu ola llegará.
Duke Kahanamoku

Nada a cambiado, todo sigue igual…esperando “la ola”.

Las tablas de surf son codiciadas piezas de culto para muchos, algunas por su valor sentimental, esa tabla con la que disfutó de momentos memorables,  tablas heredadas, tablas que son verdaderas obras de arte. Usadas como pieza de decoración aportan personalidad y un cierto aire de libertad, esencia coastal en los espacios donde decidas colocarla.

El espíritu del surf  siempre presente. Ella será “la reina” de la estancia.

Inma Maynard 🤙🏼

“El surf es para toda la vida” Bruce Jenkins