La casa de verano en Bahamas

de Alessandra Branca

 

Un enclave paradisiaco y maravilloso bañado por el océano. Lugar perfecto para tener una casa de vacaciones. La diseñadora de interiores Alessandra Branca  y su marido, Steve Uihlein, en una escapada a las Bahamas abren las puertas de su casa para un artículo espectacular de Architectural Digest y del que nos enamoramos la primera vez que lo vimos. Ahora queremos compartirlo con todos vosotros para que disfrutéis y os inspiréis con esta idílica casa.

“Quiero que los invitados sientan que hay unos brazos abiertos dando la bienvenida”. Alessandra Abranca.

Se trata de una casa de estilo colonial típica de Bahamas, construida con materiales típicos de la zona, decorada con piezas muy variadas y originales, todas con el estilo inconfundible de la Interiorista.  En un extracto traducido del artículo de AD Alessandra Branca explica  “Esta casa mezcla el juego de alturas, la elegancia y la informalidad. Tendremos fiestas, y la mitad del grupo aparecerá descalzo”.

Casual es la forma de vida preferida aquí, aunque se aprecian ciertos toques sofisticados. Alessandra cuenta con interesantes piezas europeas como las sillas del Tirol del siglo XIX en el vestíbulo de entrada y una cómoda  holandesa en la sala de estar.

Eclectic pero simpático, las habitaciones están ligadas por colores, predomina un coral-rojo vivo que aparece por todas partes, de slipcovers a los pasillos del pórtico (el último de los cuales echo motivos chinos de Chippendale). “Steve y yo caminamos un día sobre la playa, y encontré una concha que tenía algo de coral”, recuerda Branca. -Eso y un pedazo de madera flotante fueron mis inspiraciones.

Quizás la señal más grande del éxito del proyecto es el hecho de que muchos visitantes inicialmente creen que la casa ha permanecido allí, sombreada por palmeras y con vistas al espumoso océano, durante generaciones. Como confiesa Branca, “Estoy tan halagada cuando no se dan cuenta de que todo es nuevo”.

La casa está rodeada de vegetación “Queríamos asegurarnos de que la selva fuera una parte importante de la experiencia”, explica Branca, junto con la brisa oceánica que embuelve la casa.

 

Credits    Architectural Digest   Alessandra Branca   Instagram @abranca

Photography by William Waldron