¿En qué se diferencia una vela de una vela de lujo?

 

En la pasión con que se crea. En el tiempo invertido para conseguir un aroma.
En las materias primas seleccionadas cuidadosamente. En las inspiraciones de los viajes, del campo, de las ciudades. En las esencias naturales, ceras de mango, frutos secos, soja. En la cera 100% natural, en el quemado sin emisiones de carbón y, además, en el sueño que hay puesto en cada vela artesanal.

Porque encender una vela Ladenac  es un rito y momento mágico que te hace pensar en la historia que hay detrás de cada aroma y diseño. Patrick Douenat, el creador de esta marca de ensueño, te envuelve con sus relatos y con la forma en la que sus artesanos dan forma a sus inspiraciones en forma de vela. Un recorrido por las ciudades y su naturaleza.

Él ha dado vida a una cerería centenaria que aboga por la tradición, Vila Hermanos , y que ahora es líder en la creación de velas para las firmas más importantes del mundo. Porque la atención es personalizada y porque para crear tu propio aroma se necesita mucha pasión, amor y saber transmitir aquellos recuerdos que uno quiere plasmar en un aroma. Cuando entras en su tienda recientemente inaugurada no te quieres ir, el tiempo se detiene y los aromas te cautivan con sus historias.

Porque eso es Ladenac Milano, el sueño de la firma de lujo creada por Patrick Douenat. En definitiva Vila Hermanos, el aroma hecho vela. Por eso para cuidar una joya así, te contamos algunos trucos de cómo quemar una vela porque es todo un arte:

~El mayor secreto es estar y disfrutar la vela. El aroma y el ambiente que vas a crear.
~ Una vez encendida, dejarla arder hasta que la superficie este líquida, y así conseguirás que consuma uniformemente y así saldrán todas las notas olfativas del perfume.
~Cortar la mecha para evitar que se caiga y ensucie la cera.
~Tapar la vela justo al apagar, pues no es cierto que se desprende más aroma una vez apagada.

 

Nuria March NM Comunicación